Cambio en la vida social de los púberes

adolescentes-may08

¡Hola, mamá! ¿Me vas a prestar el buzo rosa, que te compraste el otro día? ¡Tengo una fiesta!, dice Andrea, arrojando sobre la mesa del comedor las carpetas del colegio.

-¿Una fiesta?, contesta la mamá desde su cuarto.

¿Cumple años una compañera?

Andrea aparece en el cuarto de su mamá, se apoya en el marco de la puerta y sin proponérselo, ya está pensando de nuevo que su mamá le cuesta mucho entender que ella ya creció, que ahora una fiesta es otra cosa, ¡Ah! y que de ninguna manera se va a poner ese horrible vestido atado atrás que su mamá le compró la semana pasada.

-Contesta, nena. ¿Cumple años una compañera?

-No, mamá; la fiesta no es de un cumpleaños. Y, además, es en un club nocturno.¡Ah! y el vestido ese que ya sabes, ¡no me lo pienso poner!- Andrea dio media vuelta y se fue.

¿Alguna vez haz vivido una escena como esta?

Las cosas están cambiando en ti, porque cuando eras una niña y concurrías el kinder sentías seguramente una particular atracción y curiosidad hacia las personas del otro sexo. Tratabas de espiar sus movimientos, en especial cuando iban al baño, o te encantaba jugar al “doctor”.

Con la llegada de la escuela primaria tus intereses variaron se separaron las chicas de los varones. Era la época en que tu vida social estaba colmada por tu vida familiar (y te ponías sin protestar lo que tu mamá te comprara). Tus salidas eran a la casa de tu tía, a visitar a los abuelos o a los cumpleaños de tus amigos. Y casi siempre acompañado de una persona mayor.

Con la llegada de la pubertad, las cosas cambian; conservas algunos interés de la niñez, que te apartan del otro sexo, y otros propios de la adolescencia, que te acercan de él. Ahora te aburres si vas muy seguido a visitar a tus abuelos o visitar a los tios, porque haz empezado a formar un grupo de amigos y sientes mucha atracción por estar reunida con ellos para charlar, para escuchar música, para los deportes.

Pero en esto también las cosas se modifican a medida que creces.

Si tienes once o doce años, es probable que tu grupo de amigos este formado por personadas de tu mismo sexo.

Los chicos sienten que las chicas están “agrandadas” o son “tontas”, se pasean todo el tiempo del brazo y se la pasan cuchicheando.

Mientras tanto las chicas creen que los varones son unos “nenes”, y, además “brutos”, siempre empujándose unos con otros, siempre corriendo.

Pero más adelante se empareja la situación. Las chicas notan que los chicos ya no están todo el tiempo corriendo, ahora les gusta bailar, han desarrollado músculos…dicen cosas inteligentes…en fin, se han vuelto atractivos

Los varones ya no se acercan a conquistar a una chica para mostrar nuevas habilidades ante sus amigos, sino por que ven atractivos sus movimientos, su conversación…y porque piensan que pueden pasarla muy bien juntos.

Esta situación de emparejamiento, junto con el desarrollo sexual de cada uno, provoca mucha necesidad de acercamiento. Pero como todavía no son adultos, y por lo tanto, no están preparados para formar una pareja definitiva, se suceden los ensayos. Chicas y chicos se reúnen en grupos.

Ese grupo de amigos te permite acercarte al otro sexo y conocerlo, ensayar la conquista amorosa y tener los primeros acercamientos efectivos.

Todo Púber pasa por esta experiencia; es la posibilidad de empezar lentamente a desprenderse de la familia para conocer el mundo

Anuncios

5 pensamientos en “Cambio en la vida social de los púberes

  1. La pubertad es una maravillosa época que coicide con un periodo de carencia de personalidad y de criterios y solo confiando en personas más experimentadas como tus padres, maestros o adultos calificados podrás recorrer ese dificil camino. De tí depende buscar la información adecuada.

  2. Pubertad es el nombre que se le da a la época en la que comienzas a desarrollarte y cuando tu cuerpo pasa por cambios que te convierten de niño en adulto. Es importante recordar que todos pasamos por estos cambios. No importa donde vivas, que seas niño o niña, que te guste el helado de vainilla o el de chocolate; vas a pasar por esos cambios. No existen dos personas completamente iguales; pero lo que sí tenemos en común es que todos pasamos por la pubertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s