Carta de Despedida de Gabriel García Márquez

A Gabriel García Márquez hace algún tiempo le fue diagnosticado un cáncer linfático irreversible que prácticamente le ha retirado de la vida pública. Esta es la carta de despedida previendo el final inminente.

“Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo.

Daría más valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan. Dormiría poco, soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz. Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen. Escucharía cuando los demás hablan, y ¡cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate! Sigue leyendo